Si la humanidad alguna vez sufre una Tercera Guerra Mundial, es muy probable que se inicie en alguna localidad distante de los Estados Unidos como el Báltico o el Mar Sur de China, el Golfo Pérsico, o Siria, donde Washington y sus rivales juegan un ajedrez de armas.

¿Estamos preparados ante una tercera guerra mundial?

fuerzas armadasLejos de mejorar la seguridad interna de los Estados Unidos, el despliegue agresivo de sus fuerzas armadas en estos puntos calientes pondría su propia supervivencia en situación de riesgo.

El ejemplo más obvio es Rusia, que los altos funcionarios del Pentágono afirman que son una amenaza existencial para los Estados Unidos en virtud de su enorme arsenal nuclear. Por lo tanto, era poco tranquilizador saber que aviones estadounidenses y rusos pueden tener alguna colisión y el  riesgo de una guerra con Rusia se dispararía.

Pero los incidentes no se limitan a Siria. Por ejemplo en septiembre pasado, un avión de combate ruso voló a 10 pies de un avión espía de la Marina de los EE.UU. sobre el Mar Negro, y hace seis meses, en respuesta a un aumento de los juegos y maniobras de guerra de la OTAN, aviones rusos fueron detectados por un destructor de la Armada de Estados Unidos en el Mar Báltico.

El Secretario de Estado, John Kerry, declaró que Estados Unidos habría tenido todo el derecho a derribar el avión y los rusos dijeron que los ejercicios se llevaron a cabo cerca de la base de su flota del Báltico.

En el Golfo Pérsico, la Armada de los Estados Unidos registró 19 confrontaciones peligrosas con buques iraníes durante la primera mitad de este año, frente a diez en el mismo periodo en 2015.

El incidente más notorio

Armada de Estados UnidosPor supuesto, tuvo lugar este mes de enero, cuando barcos de guerra iraníes detuvieron a diez marines de la Armada de Estados Unidos.

El gobierno de Obama, que había negociado recientemente un acuerdo nuclear con Irán, optó por congelar el incidente. Aunque Irán no es una potencia nuclear, podría ser una amenaza regional si son arrastrados a la guerra, con misiles balísticos capaces de alcanzar Israel y los campos de petróleo de Arabia Saudita muy cercanos, y minas que podrían hacer que el Golfo Pérsico sea intransitable.

China es también un foco de tensión por las fuerzas aéreas y navales y los Estados Unidos también se han involucrado en confrontaciones peligrosas con el gigante asiático, un estado nuclear y de más rápido aumento del poder militar convencional del mundo.

Este verano, los aviones de combate chinos han interceptado aviones espía de la Fuerza Aérea de Estados Unidos fuera de la costa de China.

El Pentágono censuró la respuesta china, mientras que los chinos se quejaron de que la insistencia de Estados Unidos en la realización de actividades de reconocimiento cierre contra China socava gravemente la seguridad marítima de del país.

De modo que los americanos asumen con demasiada facilidad que su presencia militar garantiza el orden de las cosas, y que cualquier desafío debe ser contrarrestado. Pero países como Rusia, China e Irán incrementan su hostilidad  e incluso su paranoia,  y esto es debido a conatos de enfrentamientos e intromisiones a su espacio territorial.